La felicidad sólo es real cuando se comparte
Tengo ganas de escribir, pero todavía no encuentro un tema específico. Me pasan cosas, pero es lo mismo de siempre y no quiero seguir aburriendo con cosas que todavía no encontraron solución.
No hay mal que por bien no venga y últimamente estoy teniendo momentos muy buenos, pero hay una traba que inevitablemente al ser humano lo desestabiliza, no todo esta tan bien como pensamos y si así fuese, dudaríamos, estaríamos expectantes a lo que vendrá. Bueno en mi caso, ya vino y me encuentro entre la espada y la pared (la historia de mi vida!!) ¿Qué es lo que esta bien y lo que está mal? ¿Cuando el sentimiento puede mas que la necesidad?. Decido generar situaciones en las que, yo me encuentro a gusto y otros también, pero uno nunca puede satisfacer a todos, y mas cuando busca SU propia satisfacción e inevitablemente cae gente querida, a la que uno no quiere lastimar, pero sin querer lo hace. Suena hasta egoísta a veces, pero opino que a veces para poder lograr nuestra propia comodidad, necesitamos dejar atrás las comodidades de otros. Siempre intenté unir cosas que muchas veces no funcionaron; el deseo de toda persona, el cerebro de el primero, con el cuerpo del otro y los gustos del tercero. Algo cuasi infantil, lo sé, pero nunca perdí esperanza, mi papá me enseñó que la unión da paz, pero hoy no lo veo tan así, hay cosas, personas y situaciones que aunque uno lo quiera, no se pueden mezclar, cada cual pertenece a un ámbito y yo no puedo estar moviendo personas como si la vida se tratase de un ajedrez y pensar que eso me hará mas feliz, porque no es la felicidad absoluta, uno tiene pequeños momentos de felicidad, en diferentes lugares y con diferentes personas. Por eso aveces es mejor, dejar las cosas como están, tratar de no desestabilizar el tablero y jugar con lo que hay, porque después de todo, uno llega solo a la vida, y solo se va.

No hay comentarios:

Gracias por leerme!!!

Datos personales

Mi foto
Buenos Aires, Argentina
No fumar sin desayuno

Archivo del blog